Trabajando en voz alta: Una conversación con John Stepper sobre los inicios, los éxitos y los retos de su método (II)

En los últimos tres años John Stepper ha escrito un libro, ha dado una conferencia en TED y ha creado un blog sobre los métodos de “Trabajando en voz alta” (“Working out loud”, WOL). Cada vez en más empresas hay grupos que trabajan con su Guía para Círculos y sus hojas de cálculo de 12 semanas para conseguir sus objetivos. A finales de junio tuvo lugar una conferencia WOL en Shanghai con objeto de expandir el concepto en China. Le preguntamos a John Stepper cómo ha cambiado WOL a las PYMEs, qué cosas pueden salir mal y cómo empezar con su método.

Trabajando en voz alta: El movimiento que acerca la transformación digital a las empresas (I)
¿Te has perdido la primera parte de la serie “Trabajando en voz alta”? - Léela aquí

Hablamos con:

John Stepper

  • Neoyorquino: Vive y trabaja en su ciudad natal
  • Familiar: Es padre de cinco niños
  • Informático: Licenciado en la Universidad de Columbia
  • Freelancer: Tras ser empleado durante 30 años, fue despedido y creó su propio puesto de trabajo

¿Qué te llevó a desarrollar tu método “Trabajando en voz alta” y para quién querías que fuera útil?

John Stepper: La falta de control y de realización en el trabajo me deprimían, y veía que eran también una causa de insatisfacción para mucha otra gente en el trabajo. Así que busqué una fórmula para que todo el mundo pudiera mejorar su forma de relacionarse consigo mismo, con los demás y con su trabajo.

Tengo la impresión de que no se trata de algo completamente nuevo, ni de ingeniería espacial, sino de una reformulación de valores comunes. ¿Cómo explicas el tremendo éxito del método WOL?

John Stepper: Los elementos de WOL están basados en una sabiduría tradicional. Lo nuevo es que estos elementos están agrupados de tal forma que es fácil para todo el mundo ponerlos en práctica, especialmente en el trabajo. Los círculos están pensados para el mundo del trabajo y se integran bien en los programas corporativos. Esto hace que WOL sea capaz de llegar a muchas personas a las que de otra forma no llegaría. Un círculo es un espacio seguro y confidencial y eso permite a las personas experimentar y mostrarse vulnerables (ser ellos mismos) de una forma que la mayoría nunca ha podido hacer en el trabajo. El resultado es que mucha gente se siente diferente delante de su círculo, y esa sensación es la que hace que quieran contárselo a otros y difundirlo.

Leyendo sobre WOL, tengo la impresión de que son las grandes empresas las que están utilizando WOL para cambiar internamente su cultura del aprendizaje (IBM, Bosch, Coca- Cola, Siemens). ¿Por qué ocurre esto?

John Stepper: Hay varias razones:

  • Las grandes empresas se dan cuenta de los retos a los que se enfrentan en el campo de la colaboración e innovación, y buscan algo que les ayude a afrontar esos retos.
  • Las grandes empresas tienen un gran tamaño, eso significa que aunque tan solo un 1% de Bosch forme parte del círculo, supondría la participación de 4.000 personas.
  • Las grandes empresas celebran más eventos y tienen comunicación externa más visible, así que es más fácil que oigas hablar de sus experiencias con WOL.

Dicho esto, WOL está también presente en las facultades, hospitales y pequeñas empresas de consultoría, y lo emplean también muchos emprendedores y start-ups.

¿Qué les sugerirías a las PYMEs sobre cómo empezar con WOL a su manera para alcanzar sus objetivos?

Jonh Stepper: La mayor parte de las organizaciones siguen un patrón. Una persona decide probar WOL y forma un círculo. Si les gusta se lo cuentan a sus amigos, los cuales formas otros círculos. Al cabo del tiempo, se crea un pequeño movimiento de base. En algunos casos esto llama la atención de RRHH, o de los programas de innovación digital, y la institución acaba apoyando y financiando eventos, formación adicional e integrando los círculos en los programas existentes.

Conozco pequeñas empresas de IT, educación y fabricación en las que WOL es una diferencia para aquellos que forman parte de ellas, y muchas empresas de una sola persona. Los que mejor pueden contar estos casos son los miembros de la comunidad de WOL.

¿Hay alguna diferencia o dificultad especial que las PYMEs tengan que tener en cuenta al practicar WOL?

John Stepper: A veces un pequeño negocio puede dar la sensación de ser un entorno muy íntimo, y un círculo de compañeros puede no sentirse psicológicamente seguro. Si es el caso, sugiero formar un círculo con gente de fuera de la empresa. Puedes igualmente aplicar en tu trabajo lo que has aprendido, y también animar a otros a formar círculos.

¿Cuáles son las principales causas de fallo de los círculos WOL que te has encontrado? ¿Cómo recomiendas que se aborden estos obstáculos?

John Stepper: Los tres principales retos son, de lejos, la logística, la elección de las metas individuales y ser capaz de hacer cada semana los ejercicios. Coordinar las agendas de cinco personas doce veces puede ser casi imposible. Como dijo Woody Allen: “El 80% del éxito es hacerse visible”, y ése es el principal problema de los círculos WOL. Otro de los retos son las metas. Al principio yo pensaba que elegir una meta sería algo fácil, pero no lo es. En las últimas versiones de la Guía de Círculo he incluido las instrucciones en la semana uno, pero para algunas personas esto no es suficiente. Se conforman con elegir una meta que no dispara su curiosidad o su interés, o que es demasiado pequeña, o demasiado grande, y esa no es una buena elección que mantenga su motivación las 12 semanas. Un tercer reto es encontrar tiempo para hacer los ejercicios. Elegí a propósito el reducir la agenda a 12 semanas para que el ritmo fuera rápido y los participantes no se aburrieran. También he añadido secciones adicionales por si se quiere hacer más o menos. Aun así, para algunos una hora se les queda corta y preferirían emplear más tiempo en ejercicios, otros más tiempo en debates. Algunos círculos nunca llegan a encontrar el equilibrio, y la gente se desanima y abandona. He visto participantes que intentan diferentes experimentos con todos estos retos y llegan a innovaciones muy útiles. Por mi parte, estoy haciendo mis propios experimentos, sigo probando para hacer que la dinámica de los círculos sea más fácil y más atractiva, y creo más recursos para los que estén interesados en difundir este método. Aunque WOL no es un método perfecto, soy cada día más optimista, porque recibo opiniones de gente de todo el mundo sobre sus experiencias con los círculos. A través de “Trabajando en voz alta sobre Trabajando en voz alta” estamos ayudando a más personas y creando un impacto mayor. Tanto si tratas de mejorar por ti mismo, para tu propio círculo como para miles de personas, todo comienza intentándolo.

Hay una versión WOL Light para presentar WOL a los responsables. ¿Hay líderes que participan en los círculos como todo el mundo o nunca encuentran el momento de aprender el método?

John Stepper: Aunque sí que hay responsables que participan en círculos, para la mayoría un círculo no es un espacio psicológicamente seguro y además son los que más problemas tienen para reservar tiempo para las 12 reuniones. “WOL para responsables” utiliza un mentor inverso durante diez sesiones de 30 minutos que no requieren preparar nada entre reunión y reunión. Es una forma de que den el paso, y al menos ponerles en contacto con cómo WOL puede ayudarlos a ellos, a su organización y a la empresa.

Los principios de WOL revelan una inclinación muy generosa y amable hacia los demás. Pero, por lo que sabemos, a veces existen también sentimientos de rabia, frustración y oposición a la colaboración. ¿Qué sugieres para manejar esas vibraciones negativas en un círculo WOL o en tu propio camino de aprendizaje?

John Stepper: Esta es la razón de que hagamos hincapié en la empatía en la semana 4 (y en otras) para manejar la falta de respuesta a las respuestas negativas. La mayoría de las vibraciones negativas están en nuestra mente o, de forma más precisa, se originan como respuesta a eventos. Podemos controlarlas con la práctica, tanto viendo más claramente las intenciones de los demás, como entendiendo nuestras motivaciones y respuestas, lo que nos permite actuar con mayor integridad y claridad. Ser más empático y consciente de uno mismo requiere mucha práctica. El círculo es un lugar seguro para empezar y convertirlo en algo habitual.

¿A cuántos círculos WOL perteneces? ¿Hay algún tipo de nivel avanzado tras años de utilizar WOL? ¿Hay un máster en WOL?

John Stepper: He participado en nueve círculos, y estoy desarrollando nuevos aspectos para aquellos que ya han participado en un círculo y que están listos para avanzar más. Voy a publicar nuevas guías gratuitas y realizar los primeros experimentos durante este año.

¿Cuál es tu consejo para los novatos? ¿Qué se necesita para empezar?

John Stepper: Forma un círculo. Puedes preguntar a tus amigos, o a personas que participan en grupos WOL de Facebook y LinkedIn. En estos grupos la gente ya sabe lo que es WOL y puedes encontrar respuestas en todo el mundo y, quizá, muy cerca.

Compasión y generosidad: Dos principios fundamentales con los que #WOL está cambiando el mundo del trabajo, nos cuenta @johnstepper en #jobwizards http://bit.ly/2xDP4Po

CLIC PARA TUITEAR
Empresa & Cultura