“Work clean”: Trabajar como un top chef

En gastronomía se utiliza el término “mise en place” (ubicación en el lugar correcto) para referirse a la preparación profesional del espacio de trabajo, un arte técnico con potencial para el mundo del trabajo del futuro. Más y más gestores trabajan como Bocuse & Co: Con eficiencia y una clara organización de su escritorio.

Work Clean, por Dan Charnas

Trabajar como los chefs de éxito internacional: “Work Clean” es el título de un inspirador libro del autor neoyorquino Dan Charnas, con diez consejos de organización para tener un espacio de trabajo productivo.

¿Quién tiene la versión más reciente del informe de negocio?, ¿Dónde están almacenadas las minutas de las últimas reuniones?, ¿Cuándo hay que entregar el plan del nuevo proyecto? Independientemente de lo moderno que sea el mobiliario de la oficina y de lo rápidos que sean los ordenadores, tener una organización inteligente seguirá siendo un tema central en el mundo del trabajo del futuro.

Importante: Motivación, actividades enfocadas y buen rendimiento

La rutina para los chefs profesionales de fama mundial y caracterizados por su éxito también puede inspirar a empleados, directores y gerentes: la puesta en práctica bien pensada — excelente preparación del espacio de trabajo — genera un flujo de trabajo suave de resultados perfectos. Esto es lo que asegura el periodista neoyorquino Dan Charnas en su libro “Work Clean”. Este creador de tendencias ha estudiado meticulosamente los métodos de los chefs profesionales y los ha aplicado al trabajo de oficina. Su conclusión: Hay potencial para aplicar la técnica organizativa y el arte culinario en la oficina del futuro.

En el escritorio: El top ten de la mise en place

De acuerdo con Dan Charnas deberías despejar y organizar tu escritorio (algo que muy pocos empleados hacen diariamente). Los principales chefs organizan su espacio de trabajo cada día de forma rutinaria, y es precisamente eso lo que les ayuda a asegurarse su productividad y éxito internacional. Todo el que gestione su escritorio y sus proyectos tan hábilmente como lo hace un top chef tendrá éxito y será productivo. Aquí están los diez consejos de la mise en place para conseguirlo:

1. Gestión del tiempo: Planificar es fundamental

Los chef trabajan cada día a contrarreloj. Una planificación del tiempo escrupulosa y detallada es la piedra angular para que todos los platos salgan de la cocina perfectamente preparados. Los profesionales de la cocina le dedican cada día el tiempo suficiente y los profesionales de oficina deberían hacer lo mismo. ¿Quién es responsable en la empresa de qué tareas?, ¿Qué productos hay que tener en cuenta?, ¿Qué recursos están disponibles?, ¿En qué orden de prioridad hay que organizar racionalmente las tareas?

Tanto en la cocina como en la oficina todas las tareas tienen que formar parte de un plan de trabajo secuencial y sensato que tenga en cuenta los cuellos de botella que puedan afectar al resultado.

2. En la oficina: Ordenar los espacios y perfeccionar los movimientos

La cocina es estrecha y calurosa. El poco espacio disponible tiene que ser utilizado de forma racional. En otras palabras: No tiene que haber movimientos superfluos y no se puede perder ni un momento buscando los ingredientes o los utensilios. La organización ideal del espacio en la oficina se puede ver como un triángulo. Es decir, organiza tu escritorio de forma óptima para su propósito, tanto en términos analógicos como digitales. Mientras tanto, examina detalladamente tus tareas diarias y los pasos que tienes que dar.

Prever correctamente: Trabaja eficientemente, como un chef profesional.

Prever correctamente: Trabaja eficientemente, como un chef profesional.

3. En tu escritorio: Organizando sobre la marcha

Para asegurarnos de poder trabajar en el escritorio, el triángulo siempre tiene que estar estructurado y claramente organizado, las herramientas se limpian y los elementos que se utilicen vuelven siempre a su lugar sobre la marcha. Se aplica lo mismo al mundo digital: el escritorio del ordenador es un equivalente al escritorio del mundo analógico.

4. Eficiencia: Primeros movimientos

La secuencia de pasos tiene también una importancia capital en la mise en place: ¿Cuál es la mejor forma de empezar el día de una forma exitosa y productiva?, ¿Qué elementos de la lista de tareas pueden completarse rápidamente?, ¿Cuáles son complicados y van a llevarnos más tiempo?, ¿Cuáles dependen unos de otros?, ¿Cuáles son los más adecuados para empezar el día?

5. Consistencia: Terminar tareas

Los pasos que hemos planeado cuidadosamente deben completarse desde el principio hasta el final durante el día. No es siempre es fácil llevarlo a cabo un día normal, pero es indispensable si, como les ocurre a los top chefs, tenemos que llevar la comida a la mesa perfectamente preparada. Se marcan como completadas las tareas de la mise en place que hayan sido terminadas. De esta forma el chef mantiene una vision general hasta el final, cuando se sirve el plato. Trasladado a la oficina: Cada día es importante no perder de vista las tareas y objetivos que te has marcado.

6. En la oficina, como en la cocina: Ir más despacio para ir más deprisa

En la cocina y en tu mesa, es importante mantener la cabeza fría. Cuando más cerca esté la hora de apertura del restaurante o más se acerca el plazo, mayor estrés se crea. Los chefs profesionales no dejan que eso se interponga en su camino. Completan las tareas que figuran en su mise en place cuidadosamente de forma que maximizan su ritmo de trabajo en el momento adecuado. Un principio del que puede aprender cada gestor de proyecto y su equipo.

7. Empleados en equipo: Llamada y confirmación

Cuando los invitados han llegado, todo en la cocina debe funcionar como un reloj, con el equipo de cocina trabajando de forma perfectamente coordinada. Esto incluye el que se confirme que se han recibido las órdenes del chef principal. En la cocina, esto se hace mediante un breve «Sí, chef». En las empresas grandes y pequeñas, esto significa asegurarse de que siempre haya una realimentación clara y los flujos de trabajo sean transparentes en todos los equipos.

8. En el espacio de trabajo: Oídos y ojos bien abiertos

En una cocina estrecha y calurosa es muy importante que todo el mundo tenga sus ojos y oídos bien abiertos. Por ejemplo, respetando el espacio que puedan requerir las maniobras de otros empleados y evitando accidentes antes de que ocurran. En otras palabras: Todos los empleados tienen el foco puesto en el equipo y están orientados hacia él. Se estimula que piensen conjuntamente desde el principio hasta el fin. La misión del jefe de cocina o el encargado del departamento es también exigir esta orientación al equipo.

No es tan difícil trabajar tan eficientemente como un top chef. 10 consejos. #jobwizards http://bit.ly/2ASZme8

CLIC PARA TUITEAR

9. Productividad: Inspeccionar y corregir

Aquellos que trabajan con pasión como un top chef analizan y optimizan sus flujos de trabajo y sus resultados todos los días. Esto significa que la evaluación diaria y la reflexión sobre su trabajo es parte de su arte, y que mantienen un alto estándar gracias a la optimización continua de sus flujos de trabajo.

10. Gestión austera: Utilización total

Los jefes de cocina están entrenados para no desperdiciar nada. Cada día se ocupan de optimizar el uso del tiempo, el espacio, el movimiento, los recursos y el personal. Una filosofía clara de la que todas las empresas pueden beneficiarse a diario.

Noticias & Destacados