Un animómetro de pulsera

Si el estado de ánimo del equipo es bueno, la colaboración generalmente funciona, incluso por sí misma. La atmósfera de trabajo va a mejorar en el futuro con la ayuda de wearables que predicen el estado de ánimo y la inteligencia artificial.

“Unirnos es el principio. Permanecer juntos es el progreso. Trabajar juntos es el éxito”, decía el emprendedor estadounidense Henry Ford, quien revolucionó la fabricación de coches a principios del siglo XX al introducir la cadena de montaje. A principios del siglo XXI, en plena transición de la era industrial a la digital, sigue sin variar la importancia capital que tiene la colaboración como un factor determinante del éxito. Los principales elementos que influyen en la calidad de la colaboración en los equipos son el estado de ánimo (emocional) y los niveles de estrés de los miembros.

Estrés, estado de ánimo, éxito y eficiencia están conectados

En los últimos tiempos ha causado alarma en la Organización Mundial de la Salud (OMS) el hecho de que, para el año 2020, uno de cada dos empleados en baja laboral por enfermedad lo estará debido al estrés. ¿Cómo podemos saber si un trabajador o sus compañeros están estresados? Los miembros del equipo más observadores pueden darse cuenta, mediante el lenguaje corporal, de cómo se sienten sus compañeros. O pueden simplemente preguntarles qué tal les va. Al menos en teoría aún existe la posibilidad de hablar los unos con los otros sobre temas sensibles, como el estrés o un mal estado de ánimo. En la práctica, sin embargo, la vida laboral está a menudo constreñida por los plazos, lo cual dificulta la posibilidad de hablar de temas tan importantes como la comunicación o el diálogo.

“Unirnos es el principio. Permanecer juntos es el progreso. Trabajar juntos es el éxito” - Henry Ford #JobWizards http://bit.ly/2AfvWMf

CLIC PARA TUITEAR

Reconocimiento de voz: El estrés y el estado de ánimo pueden medirse

Está muy claro que el trabajo analógico en tiempo real no permite medir tan directamente el clima laboral. El reto es aún mayor cuando se trata de equipos en un mundo virtual. ¿Cómo puede medirse el estado de ánimo de otras personas? Slack, la start-up de San Francisco, ha elegido un camino nuevo para mejorar la comunicación entre equipos. ¿Cómo exactamente? Una función nueva del chat de equipos permite detectar, mediante un plug-in y reconocimiento de voz, si los participantes del chat están estresados o algo les produce irritación. El algoritmo actúa como un oyente pasivo que analiza patrones del habla e identifica y muestra estados de ánimo tales como alegría/buen humor, irritación, decepción o estrés.

El futuro: Un animómetro de pulsera

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) está desarrollando un sistema de IA wearable que puede predecir el estado de ánimo. Es como un reloj de pulsera de fitness que detecta estados emocionales en las conversaciones. El algoritmo podría ayudar en el futuro en la vida diaria de personas con Asperger o desórdenes de ansiedad, haciéndoles sentirse más seguros al interpretar las señales sociales que emiten otras personas. Este wearable está aún en fase de desarrollo, pero ya están realizando las primeras pruebas. Es posible que en el futuro mundo laboral se empleen algoritmos que registren las comunicaciones, los estados de ánimo y los niveles de estrés de un equipo para analizarlos y mejorar.

“Por favor, tenga en cuenta su salud. Reduzca ya su nivel de estrés”

¿Va a llevar todo el mundo, desde el CEO al becario, un pequeño detector del estado de ánimo en su muñeca? ¿Un pequeño coach con inteligencia artificial que ayude a medir y entender en tiempo real la situación de ánimo del portador y sus compañeros? ¿Una especie de barómetro que proporcione instrucciones y consejos sobre cómo mejorar el estado de ánimo y la comunicación en el equipo? Puede que aparezca un mensaje en la pantalla: “El nivel de estrés es muy alto. Por favor, tenga en cuenta su salud. Llévese a sus compañeros a tomar algo. Sirven zumo de naranja natural a 550 metros de la oficina”.

Noticias & Destacados