Responsabilidad corporativa: Gestionar la sostenibilidad y asegurar el futuro

RSC es la abreviatura de Responsabilidad Social Corporativa. Los responsables que actúan de forma responsable y sostenible se aseguran competitividad internacional y eficiencia en los costes. Pero la RSC significa cada vez más responsabilidad con el medio ambiente, con el desarrollo social y con las generaciones venideras.

¿Se te habría ocurrido que los dispensadores de jabón, los anacardos y la selva amazónica están conectados a la responsabilidad corporativa y la sostenibilidad de las PYMEs?

Los tres ejemplos que vienen a continuación muestran cómo las PYMEs ponen en práctica la responsabilidad corporativa y la sostenibilidad. Las ideas, los proyectos y las medidas que adoptan son tan distintas como los servicios y los productos de los diferentes sectores.

Vamos a mostrate los casos de éxito de RSC de un proveedor de ropa de trabajo e higiénica, una compañía de aperitivos y un fabricante de fragancias y aromatizantes.

Ejemplo 1: Ciclos de reutilización y dispensadores de jabón inteligentes

CWS-boco es un proveedor internacional de ropa de trabajo e higiénica que cada vez está centrando más sus ciclos de servicio en la reutilización y el ahorro de recursos.

En cooperación con el Instituto Fraunhofer de Circuitos Integrados (IIS), CWS-boco ha desarrollado dispensadores de jabón inteligentes. Gracias a un nuevo sistema de información, los dispensadores de toallas de papel, jabón y papel higiénico se rellenan cuando es necesario.

Esto representa que las compras y el almacenamiento en el almacén pueden planificarse de forma más sensata. Los equipos de limpieza ya tienen que comprobar cada aseo. Consiguen ahorrar tiempo, reducir el trabajo físico de los equipos de limpieza y aseguran un alto nivel de higiene mediante la planificación de los dispositivos orientada a las necesidades. Y los dispensadores están siempre suficientemente llenos.

Ejemplo 2: Compra ética de todo tipo de frutos secos

El Grupo Intersnack es el mayor proveedor europeo de aperitivos, como son los cacahuetes y los anacardos. La empresa es consciente de su responsabilidad a lo largo de toda la cadena de suministro. Por ejemplo, Intersnacks se esfuerza en asegurarse de que cada anacardo suyo que se vende en un supermercado se ha comprado éticamente.

Para ello, y entre otras cosas, la empresa emprende proyectos que tengan un reflejo positivo en las condiciones de vida y de trabajo de los proveedores y de los mayoristas en aquellos países en los que se producen los frutos secos. La Cooperación de Comercio Justo de Anacardos en Tanzania mejora los ingresos de ocho comunidades, y el Proyecto Anacardo Africano aumenta los ingresos de unos 150.000 agricultores.

Ejemplo 3: Protegiendo ecosistemas sensibles y consiguiendo ambiciosos objetos climáticosous climate goals

Además de proteger el clima, el fabricante de fragancias y aromatizantes Symrise está también embarcado en la protección de la biodiversidad. La empresa depende de las plantas como materia prima para unos 10.000 ingredientes, alguno de los cuales crecen en ecosistemas sensibles, tales como la selva amazónica.

En un principio, los responsables se dieron cuenta de que la demanda de ingredientes naturales producidos de forma sostenible crecía de forma continua, pero esos ingredientes estaban en riesgo debido al cambio climático y la reducción de la biodiversidad. Abordando este objetivo Symrise no sólo se asegura los ingredientes que necesita para su propio uso, sino que también protege los ecosistemas amenazados. Por ejemplo, fue capaz de alcanzar sus propios objetivos climáticos para 2020 en 2016.

La Responsabilidad Social Corporativa ofrece unas oportunidades sorprendentes, porque la gestión responsable y #sostenible aporta competitividad internacional y eficiencia en los costes. La #RSC está convirtiendo en algo muy importante para las futuras generaciones. #jobwizards http://bit.ly/2NQdsZH

CLIC PARA TUITEAR

El nuevo reto es un pensamiento cauto y eficiente

Estos tres ejemplos son sólo una parte de un concepto de responsabilidad corporativa estratégica más amplio, pero nos muestran cómo funciona la responsabilidad corporativa en la práctica. La economía y la ecología no son excluyentes. La eficiencia en los costes y la visión de futuro se pueden complementar. Las empresas pueden comportarse de forma sostenible y responsable con la sociedad, el medio ambiente y las generaciones futuras, utilizando ideas innovadoras y una planificación creativa.

Aunque los términos Responsabilidad Corporativa y Responsabilidad Social Corporativa se utilicen a veces de forma intercambiable, en realidad Responsabilidad Corporativa es un término más amplio que incluye la RSC, la gobernanza corporativa, la ciudadanía corporativa (CC) y la gestión sostenible. Puedes encontrar información ampliada en la caja de texto, más abajo.

Operar económicamente, por tu propio bien y el de los demás

Cada vez más responsables y propietarios de empresas están familiarizándose con el concepto de la responsabilidad corporativa. Entienden muy pronto que la actividad sostenible es muy interesante para las PYMEs.

Los que vigilan y evalúan de cerca los procesos de su empresa en términos de consumo de energía y uso de recursos, o de efectos directos o indirectos de su actividad en el entorno y la sociedad, pueden ahorrarse mucho dinero al final. “La responsabilidad corporativa es el arte de pensar cauta y eficientemente”, dice Sven Grönwoldt, experto en Responsabilidad Corporativa, y añade: “El pensamiento sostenible implica añadir el factor futuro a cualquier ecuación”.

En cada empresa y lugar de trabajo, hay varias formas posibles de actuar de forma sostenible y reducir los gases de efecto invernadero. El artículo de Job Wizards “Empresas sostenibles: Así de simple”, nos muestra cómo dar los primeros pasos.

Lo que hace fuerte a la competencia sostenible es que sólo hay ganadores.

Sven Grönwoldt, Consultor Senior

Una cadena de suministro sostenible crea seguridad en la planificación

Las personas que están interesadas en mantener un estándar alto en la gestión de la cadena de suministros, como Intersnack o Symrise, están invirtiendo en el futuro, en planificar la seguridad para el futuro de su empresa y en asegurar los puestos de trabajo. Las PYMEs suelen ser proveedoras de empresas más grandes, que están prestando más atención a los estándares de sostenibilidad social y ambiental.

¿Por qué? Porque las grandes empresas están siendo cada vez más cuestionadas en esos estándares por personas relacionadas o grupos de interés, como puedan ser los legisladores, los accionistas, los inversores y los socios.

La reputación de negocio a ojos de consumidores cada vez más críticos es decisiva en este tema. El público general es cada vez más conscientes de los asuntos que tienen relación con los estándares sociales, la salud laboral y la seguridad en la producción, y eso pone este asunto en la agenda de las empresas, grandes y pequeñas.

El futuro de las empresas depende también de sus estándares sociales

La gestión sistemática de la RC, con el foco puesto en los estándares sociales y los servicios sociales, es un punto con importancia creciente para el futuro y la viabilidad de las empresas, especialmente en regiones con debilidad estructural. Áreas importantes a este respecto son la salud, el equilibrio entre vida laboral y personal, la salud y seguridad laboral, formación continuada, actitud hacia las familias, la diversidad y la igualdad de oportunidades. Las empresas que actúan de forma sostenible, con una buena gestión de la Responsabilidad Corporativa consiguen un reconocimiento que les proporciona una ventaja en términos de imagen y competitividad. La proliferación de sitios web para conseguir empleaos sostenibles, como GoodJobs, muestra la importancia que los demandantes de empleo conceden hoy en día a este tema.

Empresa & Cultura