La nueva oficina: Espacios que inspiran (II)

Hemos conversado con el especialista en “Espacios emotivos e inspiradores”, el arquitecto Thomas Weitershagen, sobre los factores que tienen una influencia decisiva en el trabajo que se hace en una oficina, las nuevas tendencias y los obstáculos que encuentran los procesos de transformación.

Hablamos con...

Thomas Weitershagen
Thomas Weitershagen es arquitecto. “Espacios emotivos”, que ha sido su tema de trabajo durante más de 25 años, consiste en diseñar edificios, salas e instalaciones de tal forma que aporten vitalidad a las personas y les permitan desplegar todo su potencial. En sus charlas como conferenciante, hace que su filosofía de “Espacios emotivos” sea accesible a muchas personas. Desde 2012 se ha concentrado en “Espacios de trabajo emotivos”, el desarrollo holístico e interdisciplinar de mejores áreas de trabajo.

Para ti, ¿cuál es el ambiente perfecto en el que te sientes a gusto en el trabajo y consigues mejores resultados?

Thomas Weitershagen: El espacio en el que trabajamos debe ser como un campo fértil en el cual pueda fructificar nuestro trabajo. Sin embargo, muchas veces, nos encontramos trabajando en espacios que parecen haber sido creados con una lista. Cada espacio debe crear una atmósfera. Esta atmósfera tiene que crear experiencias especiales, inspirar, tiene que conmoverme. Imagínate la cantidad de cosas que se pueden crear en un espacio en el que te sientas bien recibido y a gusto. Hay tres elementos que crean la atmósfera: El espacio, las personas y la interacción. Por eso hablo a veces de espacios de interacción. Son espacios que nos proporcionan un sentimiento de seguridad, sobre el que podemos actuar juntos y en el que nos podemos expresar individualmente. Una persona inteligente me dijo una vez: “Infravaloramos el efecto que las habitaciones tienen en nuestro pensamiento”. Yo añado: “Infravaloramos el efecto que la atmósfera tiene en nuestro pensamiento”. Esto incluye la habitación, pero no visto como un elemento aislado. Me gusta trabajar conjuntamente con otras disciplinas de diseño.

Me gustan mucho los entornos abiertos, reminiscencia de los salones de té. Esta atmósfera crea un ambiente que promueve el desarrollo de conceptos e ideas. Hay áreas dedicadas a todo tipo de actividades. Tengo siempre la opción de trabajar sentado, de pie o tumbado. Además cuentan también con un espacio experimental. Un lugar para la interacción espontánea que puede producirse de formas diferentes. Pero también tengo que tener mi pequeña área de trabajo personal, no es suficiente con un armario central para mis cosas.

La oficina ideal no es sólo apariencia. ¿Cuáles son los factores básicos que hacen que a los empleados les ilusione la semana laboral un lunes por la mañana?

Thomas Weitershagen: El lugar de trabajo tiene que ser como un hogar profesional, pero no se trata del concepto de oficina en casa. Desgraciadamente éste es un concepto que se ignora con frecuencia. El espacio es una de las más importantes condiciones marco para las empresas que funcionan. El espacio tiene efecto. Winston Churchill dijo una vez: “Damos forma a nuestros edificios y, a partir de ahí, ellos nos dan forma a nosotros”. Me atrevería a decir que el diseño de mejores espacios de trabajo es una de las inversiones más inteligentes que puede hacer una empresa.

“Infravaloramos el efecto que la atmósfera tiene en nuestro pensamiento”.

Thomas Weitershagen

¿Cuáles son los errores imperdonables que aún hoy se cometen en las oficinas, inadvertida o subconscientemente?

Thomas Weitershagen: Todo gira en torno a la atmósfera, que se crea en el contexto del espacio, las personas y sus interacciones. No vamos a crear una cooperación fuerte en un entorno artificial, clínico o distante. Para abordar los asuntos del presente necesitamos el poder creativo de todas las personas.

Parece haber una clara división entre empresas conscientes y otras que no prestan ninguna atención al concepto de “Mejor ambiente = Empleados más satisfechos = Mejores resultados”.

Thomas Weitershagen: Existe la tendencia hacia un “pensamiento mejorado”. Aunque su avance sea lento, mi propia experiencia y el debate con empresas, emprendedores y responsables de RRHH me dice que en los últimos diez años la conciencia sobre este tema ha crecido mucho. En estos momentos estoy desarrollando, junto con un equipo interdisciplinar, un concepto para ofrecer a las empresas un apoyo holístico en este tema. Vamos a trabajar para ellos como asesores.

Suponiendo que exista una respuesta general, ¿qué es lo que ha mejorado claramente en los últimos años?

Thomas Weitershagen: La mayor parte de las empresas aún evitan claramente el riesgo, en lugar de aspirar a experimentar. Siguen funcionando en la forma tradicional, jerárquica y funcional, muy lejos de un deseo de innovación. La mayoría de los empleados no tienen la impresión de estar aportando algo positivo. Sin embargo hay cada vez más empresas que están valorando a los empleados y situándolos en el núcleo de su actividad, con una aproximación centrada en las personas.

Los que piensan que el Trabajo 4.0 va a ser mejor y menos estresante se equivocan. Tanto el flujo de información como la diversidad del trabajo van en aumento. Se nos distrae constantemente debido a la movilidad y a la disponibilidad permanente. Muchas grandes empresas, como SAP, Fraport, Thyssenkrupp o Siemens, por citar algunas, han dado el primer paso en este tema, concediendo más tiempo libre cuando se ha estado trabajando más allá del horario regular. Proporcionan también servicios individuales de consulta médica. Y el cuidado de la salud empieza en la fase de diseño, por ejemplo seleccionando los materiales con cuidado. La madera natural juega un papel decisivo en mis conceptos. Madera natural, sin tratar. La madera no solo representa confort y calor, sino que también es agradable tocarla y desprende un aroma agradable. Han descubierto que un porcentaje de un 50% de madera en una habitación tiene ya efectos beneficiosos en la salud. Mi experiencia me demuestra que la presencia de un material tangible, como lo es la madera, es perfecto para compensar un entorno completamente dominado por la digitalización y la automatización.

“Damos forma a nuestros edificios y, a partir de ahí, ellos nos dan forma a nosotros” - Winston Churchill #jobwizards http://bit.ly/2HiUqre

CLIC PARA TUITEAR

¿Nos puedes dar algún ejemplo concreto?

Thomas Weitershagen: He pensado mucho sobre los entornos tradicionales que son puramente oficinas. Hasta ahora nada me ha convencido al 100% o me ha motivado. El futuro son los conceptos que promuevan la interacción entre un amplio rango de disciplinas. Estoy convencido de que el activador de la innovación es la cooperación y el trabajo interdisciplinar.

La emisora de radio KEXP emite música. Es un ejemplo que he encontrado en los Estados Unidos. La primera vez que vi las imágenes me quedé anonadado, pero después me produjeron una sonrisa. La emisora, muy conocida, está ubicada en Seattle. Tiene unas instalaciones que ocupan unos 2.000 metros cuadrados. La comunicación entre las personas tiene lugar a través de la música. El edificio, diseñado por el estudio de arquitectura SkB, cuenta con una biblioteca de 50.000 álbumes, salas para conciertos en directo, estaciones de trabajo, una biblioteca, cabinas para DJ, salas de reuniones que pueden reservarse y una cafetería abierta al público. El resultado es que varios mundos convergen: trabajo, coworking, eventos y gastronomía. Son espacios emotivos y con una atmósfera que da la bienvenida a todo el mundo. Son espacios para la experiencia que te envuelven y te integran de una forma perfecta.

No todo el mundo tiene un toque mágico para la estrategia y la implementación. En tu experiencia, ¿cuáles son los obstáculos que hacen que un proyecto no cuaje en el día a día de una empresa a pesar de que todos tengan la mejor intención?

Thomas Weitershagen: Hay que distinguir entre una empresa joven que acaba de salir de la fase de start-up y la gran empresa que tiene una historia de 100 años. Además el sector tiene también una importancia decisiva. Una empresa que se mueve en el campo del diseño y la tecnología llevará a cabo una amplia transformación con mucha más facilidad que una gran empresa de seguros, más anquilosada. Una empresa joven puede pensar más radicalmente. Al actuar así no solo contribuye a crear identidad, sino que va a captar y a mantener a los empleados que le interesan. Una gran empresa, con una plantilla que lleva trabajando en ella muchos años, tiene que afrontar el cambio con mucho más tacto e intuición.

En las empresas tradicionales preexiste una cultura corporativa con muchos años de implantación. Los empleados más veteranos se identifican con ella. Hay que dar pequeños pasos y asegurarse de que las personas acompañan ese cambio. Cada día tienen que vérselas con tecnologías modernas. Si se les pide demasiado, al final acabarán fracasando. Yo he estado trabajando durante años con equipos interdisciplinares, con desarrolladores organizativos y con asesores para que las personas que forman parte de una empresa asuman el papel de diseñadores.

¿Qué nos espera? ¿Cómo trabajaremos en el futuro, en el corto y largo plazo?

Thomas Weitershagen: Frithjof Bergmann, filósofo y fundador del movimiento New York, dice que “el sexo va a tener que ser muy bueno para poder competir con las nuevas formas de trabajo”. No soy un futurólogo, pero hay una cosa que veo clara: El mundo está en este momento desprendiéndose del mundo antiguo. Va a haber cambios sustanciales en los lugares de trabajo tradicionales, como el despacho o la cinta transportadora. La realidad virtual va a cambiar de forma fundamental los procesos de diseño de arquitectos y diseñadores, la experiencia que vamos a tener en los espacios y el trabajo.

Cada vez va a ser más importante lo que llamamos imagineering (imagination + engineering), es decir, la capacidad de plasmar de forma visible la imaginación. Vamos a tener nuevos requerimientos derivados de los las interfaces hombre-máquina. Para mí el principal reto es crear atmósferas espaciales emotivas. Cada vez va a ser más importante en el día a día el trabajo individual. Las innovaciones técnicas nos permiten ya participar en el trabajo colaborativo en cualquier lugar. Las oficinas tradicionales van a quedar cada vez más para mantener reuniones y networking.

Trabajo & Espacio