Innovación: Las grandes ideas necesitan un lugar en el que eclosionar y crecer (II)

Prácticamente ninguna empresa dejará de mencionar su poder innovador a sus accionistas, sus clientes, sus inversores y sus potenciales empleados. Pero si se les pregunta cómo se organiza internamente esta función, que es crucial para el negocio, muchas de ellas no podrían especificar un procedimiento claro. Ivan Malchev, un experto en procesos de ideación en Konica Minolta, nos descubre cómo ayudar a que las buenas ideas se desarrollen, se faciliten y se establezca una cultura de innovación apoyada en la tecnología necesaria.

Hablamos con...

Ivan Malchev
Ivan Malchev, Responsable de Incubación de Negocio para tecnologías emergentes en Konica Minolta. Ivan Malchev es un experto en ideación y procesos de innovación en el Business Innovation Centre de Konica Minolta, y trabaja desde Sofía, Bulgaria. Antes de ocupar su puesto actual en marzo de 2014, trabajaba en el Equipo Global de Innovación Empresarial de Hewlett Packard. En Konica Minolta es responsable del desarrollo de productos y servicios innovadores para el portfolio de la empresa.

Ivan, tú has trabajado durante los últimos años en soluciones de organización eficiente de procesos de ideación. ¿Por qué es importante organizar las ideas? ¿Lo hacemos de forma natural?

Ivan Malchev: La ideación es la base para que las empresas puedan innovar, y la innovación es el catalizador de la creación del negocio del futuro. Por tanto, todas las organizaciones la consideran una de sus principales prioridades. Sin embargo, en muchos casos, no existe un proceso apoyado y estructurado para ello. Es un hecho que en cada empresa existe conocimiento, talento e ideas. A pesar de ello, a menudo las ideas se ignoran o se pasan por alto y se pierden para el negocio del día a día, porque estas organizaciones carecen de la oportunidad o las herramientas para que éstas lleguen a las personas adecuadas. Por tanto necesitamos crear el entorno adecuado y desarrollar la cultura que nos permita encontrar esas ideas y beneficiarnos de ellas. Ésta es la razón por la que necesitamos un plataforma organizativa que dé apoyo a una cultura holística de ideación e innovación dentro de una organización.

“El dinero nunca inspira ideas nuevas”

Ivan Malchev

¿La ideación puede ser vista como un silo o una función de la que se encarga un pequeño equipo de la organización?

Ivan Malchev: De ninguna manera. En mi experiencia los mejores resultados se obtienen cuando todos dentro de la organización contribuyen en sus propios términos y aportan sus puntos de vista específicos, su conocimiento y su perspectiva. Más aún, la cuestión puede ir todavía mejor si ampliamos la esfera a participantes de fuera de nuestra organización. Deberíamos considerar la participación de expertos del sector, clientes, proveedores o socios. A veces es sorprendente lo que puede poner en marcha una perspectiva externa. Por tanto, tenemos que tener en cuenta muchos puntos cuando pensemos en poner en marcha la innovación de nuestra empresa.

En otras palabras, para que la ideación tenga éxito se necesita guiarla y gestionarla. ¿Cómo se hace? ¿Qué se necesita?

Ivan Malchev: Para que la ideación tenga éxito hay que empezar con incentivos para que los participantes colaboren en un primer momento y lo sigan haciendo. Más claro: No estoy hablando de incentivos monetarios. En mi experiencia estos incentivos tienen, como mucho, un efecto limitado en el tiempo. Los mejores apoyos para una cultura favorable a la ideación y para conseguir la participación a largo plazo son el aprecio y el reconocimiento de los los responsables. Y en el proceso mismo de la ideación, es de gran ayuda disponer de un marco claro.

¿La ideación necesita un punto de partida?

Ivan Malchev: Sí, hace falta crear comunidades (llamadas “círculos”), en torno a un problema específico, una tarea o un reto. Entonces se definen los resultados deseados, se establecen los tiempos y se consigue apoyo ejecutivo para mostrar la relevancia que tiene. El resultado es una “campaña de ideación”. Una vez que se ha iniciado la interacción dentro del círculo y se empiezan a desarrollar ideas, el proceso se hace perfectamente natural. Evidentemente, puede tratarse de un proceso muy complejo que necesite ser moderado y puede ser difícil seguir todos los avances que se llevan a cabo on-line y cara a cara.

¿Hay alguna forma fácil de apoyar los procesos de innovación?

Ivan Malchev: En el BIC de Konica Minolta estábamos buscando una solución sencilla y fácil de mantener para dar soporte a nuestros procesos de innovación. Como no encontramos en el mercado ninguna que cubriera nuestras necesidades, acabamos desarrollando nuestra propia plataforma tecnológica. El concepto resultó ser tan práctico y eficiente que decidimos ofrecérselo a nuestros clientes.

¿Qué aspecto tiene vuestra solución? ¿En qué se diferencia de otras soluciones?

Ivan Malchev: Con nuestra plataforma, conectamos a gente de diferentes puestos que trabajan en distintas delegaciones de la empresa y, más aún, con diferentes culturas y experiencias profesionales, creando comunidades que unen fuerzas para desarrollar ideas. Con nuestra Plataforma de Ideación (Ideation Platform), queremos ayudar a nuestros clientes para que aprovechen su potencial de innovación de la mejor manera posible. La innovación es el potencial de muchos. Nuestra plataforma es muy fácil de usar y se mantiene sola, sin necesidad de recursos IT. Es adecuada para organizaciones de todos los tamaños, desde PYMEs a grandes corporaciones. Para nosotros, la cosa no termina en la propia plataforma, sino que conlleva consultoría y guía por nuestra parte para poder acelerar el proceso de dar forma a las ideas. Compartimos nuestra experiencia y nuestros conocimientos de buenas prácticas con los usuarios. ¿Cómo ponemos en marcha una buena campaña de ideación? ¿Quién tiene que implicarse? ¿Quiénes deben patrocinarla? ¿Por qué es importante establecer un calendario para la campaña y cómo hacer bien ese calendario? Son algunos ejemplos.

screenshot ideation platform

Plataforma de ideación

Acabas de decir que “la innovación es el potencial de muchos”. ¿Tiene entonces que tratarse de una solución abierta?

Ivan Malchev: Sí, nuestra solución es tan abierta como nuestros clientes necesiten que sea. Incluso proporcionamos la posibilidad de que la Plataforma de Ideación tenga el diseño que interese al cliente y se integre con su sistema de correo electrónico, por ejemplo. Respecto a la seguridad, es incondicional. Por defecto nuestra solución está basada en la nube y todos los datos se almacenan en servidores en Alemania, que tiene la legislación de protección de datos más dura de Europa. En paralelo, aseguramos el cumplimiento del GDPR. Y, si se requiere, podemos poner en marcha la solución en las instalaciones del cliente.

Para terminar, ¿realmente vale la pena gestionar la ideación? ¿Cómo sabemos qué ideas merecen la pena?

Ivan Malchev: La ideación nunca es un proceso sencillo. Puede estimarse, grosso modo, que sólo entre el 5 y el 10% de las ideas llegan a la fase final del proyecto. En realidad depende del reto o el proyecto al que te enfrentas. Generalmente, podría decirse que las ideas que mejor prosperan son aquellas que tienen un pie puesto en la implementación práctica. Las ideas tienen que resonar en la comunidad de expertos de ese campo que van a tener que ponerla en práctica, así como en la estrategia de la empresa.

¿Cuál es la parte más importante?

Ivan Malchev: La parte más importante es que tenga un impacto positivo y que tenga sentido desde el punto de vista del cliente. Es imprescindible ponerse en el lugar del cliente y reflexionar si de verdad se está resolviendo un problema o un reto. Cuando eres capaz de responder positivamente a esas preguntas, es casi seguro que tienes entre manos una idea que va a prosperar. Y tengo que decir que gestionar esas ideas, hacerlas crecer, ponerlas en marcha para beneficio de tu organización y, en último término, para mejorar la sociedad, es una experiencia muy enriquecedora.

Es fácil hablar de innovación, pero ponerla en marcha en tu organización requiere gestión de la ideación #jobwizards http://bit.ly/2T62HjF

CLIC PARA TUITEAR

Este artículo es la segunda parte de una serie de cuatro.

En la tercera parte, Job Wizards presenta el “Indicador de Innovación 2017”, que estudia 35 países para calificar su innovación.

En la cuarta parte, Job Wizards pregunta a responsables europeos de IBM, Daimler, Siemens y Konica Minolta sobre sus propias experiencias en la puesta en marcha de nuevas ideas e innovaciones en sus empresas.