Gestión del conocimiento: Capital intelectual para las PYMEs

El conocimiento tiene una característica muy importante: A diferencia de lo que ocurre con los bienes materiales, no decrece al ser utilizado. En realidad crece. Esto hace del conocimiento un factor clave en la producción y en la competencia de los negocios de hoy. Y la gestión del conocimiento es también especialmente importante para las PYMEs. Sigue leyendo y descubre por qué es así y adquiere buenas ideas e información valiosa para tu empresa.

La inversión en conocimiento rinde los mayores intereses

Benjamin Franklin, científico y Padre Fundador de los EE. UU. de América

Esta frase suya es más cierta que nunca en la actual sociedad de la información y el conocimiento, en la cual la producción, los servicios y la gestión se entrelazan con nuevas técnicas de información y comunicación. Puesto que los ciclos de innovación son cada vez más cortos, el conocimiento y la información son recursos claves para el negocio.

Los expertos en gestión del conocimiento están de acuerdo en que la mayoría del conocimiento de un sector para crear valor añadido reside en los empleados. Con esto en mente, la tarea principal es convertir el conocimiento personal de nuestra fuerza de trabajo en conocimiento de la empresa, que sea tan amplio y sostenible como sea posible. La gestión del conocimiento en las organizaciones es por definición mucho más que una mera gestión de datos e información.

El triángulo de la gestión del conocimiento: Personas, tecnología y negocios

Esta frase implica que hoy en día, cuando se trata de gestionar el conocimiento de una organización, es cada vez más importante que aprendamos los unos de los otros. Incluso las PYMEs operan ya de una forma descentralizada y trabajan desde varias ubicaciones, así que es más difícil que los compañeros intercambien conocimientos e información directamente. Además, hoy en día es raro que una persona pase toda su vida profesional en una misma empresa.

Este tema está cobrando cada vez más importancia en los negocios porque el personal cambia rápidamente, está pendiente un cambio generacional cuando los baby-boomers se jubilen y aumentan el número de las bajas por paternidad y los años sabáticos.

El gran reto de la gestión del conocimiento es identificar estrategias sostenibles, actividades y herramientas que pongan a salvo e integren el conocimiento del personal. En otras palabras, hay muchas buenas razones para investigar de forma crítica la gestión del conocimiento en tu negocio.

Las organizaciones en la que los compañeros se apoyan los unos a los otros en la adquisición de conocimiento técnico e información, son las mejor preparadas para el cambio digital. La utilización y la transmisión, y la creación de nuevo conocimiento ocurren en el plano de la interacción social.

Términos importantes: Conocimiento tácito y explícito

La gestión moderna del conocimiento en una organización distingue entre conocimiento explícito y tácito. Ambos son importantes en el día a día de los negocios, como muestra el modelo de iceberg del siguiente diagrama.

Definición de conocimiento explícito

Expresado de forma sencilla, el conocimiento explícito es todo conocimiento que puede ser comunicado claramente a través de la escritura, como el conocimiento de las reglas, hechos, instrucciones, artículos científicos y documentos.

Definición de conocimiento tácito

El término conocimiento tácito se refiere al conocimiento personal, asociado a las personas. Se llama también conocimiento implícito. Por ejemplo: Alguien sabe cómo funciona algo. Esa información está contenida en las propias acciones. No hay palabras o símbolos que puedan describir de forma precisa la habilidad de esa persona.

Infographic that shows an iceberg which visualises the complex knowledge management

Gestión del conocimiento como proceso

Gestión del conocimiento en la práctica: Salvaguardando el capital de la experiencia

Un caso de buenas prácticas es una PYME llamada Rud Schöttler Umformtechnik & Systemlieferant GmbH, con aproximadamente 100 empleados. Han demostrado en la práctica cómo tener éxito gestionando, guardando y transfiriendo su conocimiento. La empresa produce más de 1.200 piezas diferentes de acero y materiales especiales.

Inicialmente, los responsables analizaron la estructura de edad de su fuerza laboral y se dieron cuenta de que muchos de sus empleados más veteranos se iban a retirar en los próximos años, incluidos responsables con 40 años en el negocio, que trabajaban en ventas, gestión de calidad, recursos humanos, producción e ingeniería. Estaba muy claro que el traspaso verbal de información no iba a ser suficiente para asegurarse la preservación de todo el capital de la experiencia de tantos años.

Utilizaron una “tabla de cualificación” para determinar cuál era el conocimiento relevante que había que documentar y transferir. Apoyándose en ella, los gestores se pusieron en marcha. Los gestores más antiguos tuvieron que escribir su propia hoja de ruta, tan clara como fuera posible, conteniendo todo el conocimiento relacionado con los procedimientos de trabajo. Muchas veces este trabajo se hizo en tándem con un compañero, que muchas veces era su sucesor. Se realizaron entrevistas para ayudar a determinar qué conocimiento era el objetivo de esta tarea.

Gestión del conocimiento como proceso: Muchas variantes

La gestión del conocimiento puede tomar formas muy diferentes en distintos sectores y empresas. Si se trata de un negocio pequeño y de proyectos ágiles se puede utilizar una gestión del conocimiento sencilla, como el método de las lecciones aprendidas. Una gran empresa de ingeniería mecánica en el que los técnicos más veteranos están pendientes de jubilarse, necesita un mecanismo de transferencia de conocimiento estructurado que pueda capturar el conocimiento entendido como un factor productivo.

Grosso modo, el proceso de salvaguardar el conocimiento y distribuirlo puede dividirse en los siguientes pasos (de acuerdo al RKW Kompetenzzentrum):

  • Seleccionar el personal clave del negocio para que la gestión del conocimiento empiece en el lugar correcto
  • Definir qué conocimiento hay que preservar y gestionar
  • Encontrar las herramientas de gestión del conocimiento más adecuadas
  • Definir las tareas y establecer un plan cronológico
  • Coordinar la gestión del personal y su conocimiento
  • Diseñar y planear una puesta en marcha a largo plazo

Los ejecutivos y los gestores de proyectos comienzan a menudo por preguntarse: ¿Es necesario en nuestro equipo o nuestro negocio utilizar la gestión del conocimiento? ¿Nos va a ayudar a conseguir nuestros objetivos más rápida y sosteniblemente? Responder a estas preguntas normalmente requiere un cierto equilibrio: ¿Qué y por qué vale la pena preservar un determinado conocimiento, y difundirlo dentro de la empresa? Una vez hecho esto, los responsables quedan convencidos de que vale la pena establecer medidas de gestión del conocimiento entre los empleados.

Una buena e inteligente #gestión del #conocimiento proporciona a las empresas una importante ventaja competitiva. Lidera a tu equipo preservando y gestionando conocimiento valioso. #jobwizards http://bit.ly/336pZv5

CLIC PARA TUITEAR
Equipo & Transformación