El sector de la moda italiana evoluciona rápidamente gracias a la tecnología digital

La industria de la moda es uno de los sectores más importantes de la economía italiana. Es un sector de miles de millones de euros y que ha hecho que la etiqueta “Made in Italy” sea reconocida en el mundo entero. Los nombres de las grandes casas de moda -- algunas de las cuales han sido adquiridas por grupos multinacionales extranjeros -- son conocidos en todo el mundo. El sector de la moda descansa hoy en día en una larga tradición que se remonta a siglos atrás, al menos hasta el Renacimiento (siglo XV) y a la época de las Repúblicas Marítimas (siglos XVII a XIX), cuando llegó al poder una clase gobernante que se apoyaba en el comercio internacional y los contactos. El mercado, que estaba generalmente limitado al Mediterráneo, fomentó la emergencia de sastres y diseñadores capaces de vestir con trajes sofisticados y elegantes a la clase gobernante de la época.

Los brocados, encajes, telas y tejidos que son fundamentales en la moda italiana reciente datan de aquellos tiempos, y en particular del Renacimiento. En los siglos XIX y XX tuvo lugar una consolidación importante al formarse algunas de las empresas más importantes que operan aún hoy en día. Se produjo un cambio desde los pequeños talleres de confección gestionados por una familia hacia organizaciones industriales estructuradas, que pronto se lanzaron a los mercados internacionales para darse a conocer en las ferias y eventos, estableciendo acuerdos con socios locales y especialmente abriendo delegaciones locales para vender sus productos.

El mercado de la moda en Italia hoy

Antes de introducirnos en el papel que juegan las tecnologías digitales en el sector de la moda italiano de hoy en día, deberíamos conocer la importancia que éste tiene en la economía nacional. Un estudio de 2018 llevado a cabo por el Departamento de Estudios e Investigación de Intesa Sanpaolo, que se apoya en datos proporcionados por el Instituto Nacional Italiano de Estadística (ISTAT), mostraba que el sector de la moda en Italia sobrepasaba en 2017 los 24.000 millones de euros en valor añadido, equivalente al 10% del valor añadido de todo su sector manufacturero. Da trabajo a medio millón de personas (un 15,5% del total del sector manufacturero), colocándose en el cuarto lugar tras metalurgia, ingeniería mecánica y alimentación y bebidas. De acuerdo con otro estudio, realizado por R&S Mediobanca, en 2017 su volumen de ventas superaba los 60.000 millones de euros.

De la aguja al CAD-CAM

La llegada de las tecnologías digitales a un sector tan implantado en la cultura italiana ha sido un proceso gradual, aunque ciertas novedades recientes han cambiado, y a veces revolucionado, la forma de trabajo de la moda. El ejemplo más prosaico es el de las tecnologías de diseño, que ahora están basadas en el software de diseño asistido por ordenador (CAD) y que trabaja en conjunción con software de fabricación asistida por ordenador (CAM), especialmente en el sector del prêt-à-porter. Esto implica que los modelos son cada vez más diseñados utilizando ordenadores, que se emplean también para las pruebas de materiales, colores y combinaciones, así como los métodos de producción más adecuados. Uno de los ejemplos más significativos (y también uno de los primeros en Italia) fue la adopción de patrones diseñados mediante CAD por Missoni en su ropa de punto, lo cual permitió reducir el tiempo de creación de las primeras muestras desde dos meses a… 24 horas.

De hecho, el uso de tecnologías CAD-CAM está más extendida y tiene más éxito cuando, como en el caso de las prendas de punto de Missoni, se trata de unos volúmenes altos de producción y ventas. La razón es que para su venta se utilizan en el canal de distribución los grandes almacenes, por estar más próximos a los consumidores tradicionales. Esto no impide que el método de diseño y producción tradicional artesano se emplee para productos de lujo.

infographic of purchased online goods in europe

Usuarios de Internet que han comprado bienes o servicios online para su uso privado en 2017

Probadores virtuales

Actualmente existen métodos para que los vendedores de moda y complementos ofrezcan a sus clientes la oportunidad de probarse prendas y elegir colores utilizando para ello pantallas de realidad virtual ubicadas en los probadores, de forma que el cliente puede vestir virtualmente esas prendas y verse con ellas en la pantalla.

Un ejemplo práctico de esta solución es un sistema creado por VEM Sistemi, un integrador de Emilia Romagna, en el centro de Italia. El sistema utiliza lo que se llama un “espejo mágico”, una pantalla en la que el cliente puede ver y probarse prendas virtualmente, seleccionando los colores y los complementos. Una vez elegidos, el cliente envía el pedido al personal de la tienda, que lo recibe a través de wifi en sus relojes inteligentes.

Gestionar el canal más flexible

Otro sistema se ocupa de resolver un problema con el que se encuentran normalmente las cadenas de venta al pormenor, especialmente en las ciudades que se encuentran lejos de sus oficinas principales. Reduce los tiempos y los costes, así como las dificultades técnicas, haciendo que las tiendas sean más eficientes y productivas.

La solución se basa en la tecnología Cisco Meraki y ha sido puesta en marcha en la cadena internacional (con más de 120 tiendas) del Gruppo La Perla. Se trata de un fabricante de lencería, ropa interior masculina y femenina, corsetería, bañadores, perfumería y otros productos, que fue fundada en 1954 por Ada Masotti, y que opera hoy en día en todo el mundo, con tiendas propias en Francia, España, Alemania y los Estados Unidos. El sistema que utilizan permite enlazar y configurar nuevas tiendas en un plazo de tiempo muy corto, sin el concurso de expertos técnicos en el lugar concreto, ya que la configuración se realiza en la nube, de forma simple e intuitiva.

Los productos de cuero siguen un camino conocido

En el sector de la moda italiano están también presentes el cuero y el calzado. Hemos encontrado dos ejemplos de optimización en la fabricación.

Por un lado encontramos a Del Brenta, una compañía en el Véneto, que diseña y fabrica tacones para zapatos de mujer para algunas de las más famosa firmas de moda. Esta empresa ha optimizado la colaboración en la producción mediante un sistema que permite automatizar las reuniones dentro de la empresa y con los clientes; y por otro tenemos a Piquadro, una empresa multinacional del cuero ubicada en los Apeninos de Toscana y Regio Emilia, que utiliza las tecnologías de la información para optimizar el flujo de información digital entre los varios departamentos implicados en el diseño y fabricación de sus artículos.

Preparados para el futuro

Todo está listo en el sector de la moda italiano para una auténtica revolución digital, aunque muchas empresas pequeñas y medianas carecen de los recursos financieros para invertir a largo plazo. Incluso así, la llegada de la computación en la nube y las tecnologías web, junto con las facilidades y abaratamiento de la ITC, ofrecen mejores perspectivas de futuro.

El camino abierto por las tecnologías en el sector de la moda va a tener sin duda impacto en algunos profesionales, y especialmente en los trabajadores manuales, pero los profesionales creativos y la producción van a seguir viendo grandes ventajas en los sistemas digitales. Las cadenas de moda van a gestionarse más y más mediante nuevas tecnologías: Las paredes de vídeo, sistemas multimedia y de realidad virtual van a facilitar el trabajo del personal de ventas, que va a derivar en un trabajo más enfocado a la asesoría. Las tecnologías de la información y las comunicación van a abrir escenarios interesantes en la creación de nuevas prendas y tejidos, la producción y las ventas. Especialmente en Italia, donde la moda representa una parte tan importante de su PIB.

La moda, un sector profundamente en su historia, es esencial para Italia. ¿Como le ha influido la actual revolución digital? #jobwizards http://bit.ly/2Kgwd4W

CLIC PARA TUITEAR