El futuro digital: Una nueva responsabilidad para los managers

Máquinas adaptativas, espacios virtuales, nuevos grupos de clientes: La transformación digital va a cambiar a las empresas y los decisores deben hacerse hoy responsables de este proceso. ¿Qué significa esto para los gestores de las pequeñas y medianas empresas?

Admitámoslo: la situación es complicada, porque no está claro cuáles serán los cambios que el futuro digital va a producir en los diferentes sectores. Puede que cada empresa, grande o pequeña, contrate un broker de información que pueda indagar en el siempre creciente caos de datos de Internet en busca de información específica. Puede que los mercados cambien, que las horas de trabajo se reduzcan dramáticamente, como predice el millonario chino de Internet Jack Ma. Lo que está claro es que, para gestionar estos cambios, hay que asignar nuevas responsabilidades. ¿Quién tiene la responsabilidad de la transformación digital? En muchas compañías esto es algo que aún no se ha determinado con claridad.

Los estudios muestran responsabilidades poco claras

Un estudio de 2016 llevado a cabo por el proveedor de software IFS entre responsables de más de 20 países diferentes, llegó a la conclusión de que el 86% de los decisores están convencidos de que la transformación digital va a jugar un papel importante en su sector en los próximos cinco años. La gran pregunta de quién o qué managers (jefes) de la empresa tienen la responsabilidad principal en la transformación, causa división de opiniones; los principales cargos mencionados fueron CIO (Chief Information Officer), CEO (Chief Executive Officer) y CFO (Chief Financial Officer).

La digitalización es algo de lo que se tienen que ocupar los gestores, pero ¿cómo exactamente?

Sobre todo, no está claro quién debe hacerse responsable. ¿Son los propietarios, los miembros del consejo, los directores de IT o los directores financieros quienes tienen que hacer los planes para la transformación digital de la empresa? ¿Hay que involucrar a los empleados? Y, si es así, ¿cómo? ¿Quién puede calcular los costes de manera fiable? Cada día es más patente que el tema de la transformación digital es tan importante y tiene tan largo alcance que las empresas establecen un cargo específico, el CDO (Chief Digital Officer).

Invirtiendo en digitalización: Perspectivas

No hay duda de que los managers y decisores están cada vez más convencidos de que el futuro digital es el futuro. Pero invertir realmente en digitalización es algo más fácil de decir que de hacer. Muchos bancos evitan el riesgo asociado. Con el fin de simplificar la financiación de inversiones de futuro en toda Europa, el Parlamento Europeo ha creado el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (EFSI). Los bancos europeos de desarrollo han creado la red NEFI para compartir soluciones de buenas prácticas en la financiación de pequeñas y medianas empresas y para fomentar las posibilidades de inversión. Y, finalmente, la Unión Europea está abriendo nuevas oportunidades internacionales con una ofensiva inversora de grandes proporciones. El portal multilingüe investEU, que incluye claves iniciales y artículos interesantes.

Seguirle el ritmo al futuro. ¿Pero cómo?

Entre todos los imponderables de la transformación digital, ¿qué pueden hacer los decisores en las pequeñas y medianas empresas para seguir el ritmo del futuro?

  • Es muy importante estar informado y crear relaciones, por ejemplo con asociaciones y organizaciones del sector, para intercambiar información y averiguar qué modelos de negocio digitales, prototipos e innovadores están ya funcionando.
  • Decidir quién en la empresa debería/podría ser el responsable de llevar a cabo la transformación digital.
  • Mantenerse al día de qué métodos modernos de cooperación y de generación de ideas/innovación (por ejemplo Design Thinking) se pueden utilizar para darle forma al futuro de la empresa.
  • Desarrollar nuevos objetivos y modelos de negocio para la empresa; puede que incluso en colaboración con los clientes. Cada vez con más frecuencia las empresas involucran a sus clientes en el desarrollo de nuevos productos o servicios.
  • Darse cuenta de que darle forma al futuro es un proceso en permanente desarrollo; no hay ninguna fase en la que puedas dormirte en los laureles. Cada programa de ordenador necesita actualizaciones regulares, y lo mismo le ocurre a todo modelo de negocio.
  • Tener fe en uno mismo como decisor de una pequeña o mediana empresa para conformar el futuro, y asumir esa responsabilidad, incluyendo aceptar consejo de expertos digitales si es necesario.

Los modelos de negocio son como los programas: Necesitan actualizaciones regulares. #jobwizards http://bit.ly/2ncntjc

CLIC PARA TUITEAR
Futuro & Formación