El espacio de trabajo perfecto – dos opiniones

Cada cuál tiene una idea diferente del espacio de trabajo perfecto. Una persona puede estar encantada trabajando en casa, mientras otra quiere ir a la oficina cada mañana y volver a casa por la tarde. Hay muchos argumentos para apoyar ambas opciones. ¿Quién está en lo cierto? ¡Ambas!

La tendencia se inició en los EEUU de los ochenta y desde entonces se ha instalado internacionalmente: trabajar desde casa. Las empresas de IT, como IBM o Hewlett-Packard, difundían sus beneficios. En determinados momentos el 40% de los empleados de IBM trabajaban desde casa. Mientras que aquí en Europa estamos descubriendo progresivamente las ventajas de la oficina doméstica, en Norteamérica están dando marcha atrás. De acuerdo con el portal de estadísticas Statista, en Alemania el 41% de los trabajadores de oficina prefieren trabajar en casa parte de la semana, un 28% sólo en las oficinas de la empresa y sólo el 20% únicamente en su casa.

Le hemos preguntado a dos personas del entorno corporativo qué les motiva y cuáles son sus pros y sus contras.

Nuestras entrevistadas

Frauke Milbrecht
A Frauke Milbrecht le encanta trabajar desde casa. Es Directora Global de Experiencia de Usuario en la sede central de Nexans en París desde la primavera de 2017, y tiene varios años de experiencia trabajando en su oficina doméstica. Actualmente trabaja desde casa tres semanas al mes.

Frauke Milbrecht – Global Customer Experience Leader at Nexans Global Headquarters Paris

Elena Simutenkova
Elena Simutenkova prefiere la oficina de la empresa. Trabaja para Philips Francia como Directora de Marketing en la división de Electrodomésticos en París.

Elena Simutenkova – Marketing Manager for Kitchen Appliances at Philips France in Paris.

¿Cómo se dividen tus horas de trabajo?

Elena Simutenkova:
“50% gestión, lo que quiere decir futuros clientes, planificación, evaluación y optimización de rendimiento.
25% análisis de consumo y mercados para desarrollar portfolios y posicionamiento con alcance regional, incluyendo estrategias de activación para clientes específicos.
25% presentaciones de producto internas y externas, tanto para clientes como para los medios.”

Frauke Milbrecht:
“Mitad trabajo silencioso y mitad interacción. La distribución es más o menos así: 10% de coordinación y gestión de mi equipo, 20% interacción con compañeros para coordinar proyectos comunes, 20% de interacción con compañeros de otros departamentos en todo el mundo, 30% de trabajo estratégico, reorganización de los procedimientos de trabajo en la empresa y un 20% de operaciones.”

Un estudio ha revelado que las personas que trabajan desde casa son un 13% más eficientes. Frauke, ¿eres más eficiente cuando trabajas desde casa?

Frauke Milbrecht:
“¡Sí! Pero trabajar desde casa requiere disciplina. Especialmente con las reuniones, que se llevan a cabo a través de Skype. Los puntos importantes son: ¡Sé puntual! ¡Estate preparada!
Tienes que asegurarte de que estás convocando a la reunión a las personas adecuadas, y la preparación y el procesado posterior son importantes. Las reuniones a través de Skype tienden a ser más concentradas que las presenciales. En concreto, cuando varias personas se reúnen en Skype, se centran más en el tema a tratar.”

Elena Simutenkova:
“Tengo alguna experiencia trabajando desde casa, porque nuestra empresa nos permite hacerlo entre uno y tres días al mes. La ventaja es que no tengo que ir a la oficina y puedo hacer análisis sin que me distraigan. Desde un punto de vista personal también disfruto trabajando en casa en pijama, y me gusta tener la oportunidad de ir a correr antes del trabajo o a la hora de comer. Utilizo una energía que de otra forma me roba el viaje hasta la oficina.”

Frauke Milbrecht:
“Cuando trabajo desde casa me encuentro con el problema de que tienes que darte un respiro de vez en cuándo. A veces llego a tener visión de túnel. Por eso, prefiero establecer ciertos ritos al trabajar desde casa, por ejemplo: desayuno en una zona personal y luego me voy a trabajar a mi espacio de trabajo.”

Elena, ¿qué desventajas le ves a trabajar desde casa?

Elena Simutenkova:
“El no tener interacción con los compañeros y no poder pedir consejo en una conversación cara a cara. La comunicación directa con los compañeros no se puede reemplazar con tecnología. Si trabajo desde casa me zampo algo rápidamente frente al ordenador en lugar de comer como es debido. En la empresa — me encanta la cultura start-up –, tengo la oportunidad de alternar ratos de trabajo concentrado con descansos y puedo hablar con los compañeros.”

Frauke, ¿que tendrían que darte para volverte a ver diariamente en la oficina?

Frauke Milbrecht:
“¡Mi propio despacho! No echo de menos tener a un compañero sentado en la mesa de al lado o en la sala de descanso.”

¿En qué dirección sopla el viento del futuro?

Elena Simutenkova:
“Nuestra empresa está animando cada vez más a trabajar desde casa. Nos estamos transformando en una empresa en la que prevalece la cultura de puestos calientes, es decir, que cada cuál tiene en la oficina la libertad de elegir un sitio de trabajo diferente cada día. Creo que en el futuro vamos a tener cada vez más capacidad de elección sobre dónde queremos trabajar, en la oficina o en casa. Esto va a hacer de las oficinas lugares de ideas, ejes de la inspiración, de la ayuda mutua y de la ayuda de la compañía a los empleados.”

Frauke Milbrecht:
“La aceptación del trabajo desde casa ha crecido y lo va a seguir haciendo. Y es además un elemento en favor del cambio del patrón tiempo por el patrón eficiencia. En este caso la responsabilidad del empleador es proporcionar una infraestructura razonable, y deben asegurarse de hacer una monitorización concienzuda para asegurarse de que las personas no se queman.”

La aceptación creciente del trabajo desde casa fuerza el cambio del patrón tiempo al patrón eficiencia https://www.goo.gl/bGOaCZ #jobwizards http://bit.ly/2AGMXyb

CLIC PARA TUITEAR