El brainstorming es siempre una buena idea

¿Acabas de volver de otra sesión de brainstorming que no ha producido ningún resultado? Probablemente no se trate del tema de la reunión, sino de la forma en que utilizas esta técnica creativa. En este artículo puedes encontrar reglas para este método y trucos para ponerlo en práctica. Si todos se ajustan a estas reglas, cualquier equipo puede producir grandes ideas.

Algunas tareas y problemas no se puede resolver en un minuto, y tampoco por una única persona. Los jefes recurren a convocar a varias personas a una sesión de brainstorming. Muchas veces ocurre que llegan a la sala de reuniones, se sientan, se miran unos a otros… y no pasa nada.

Si alguien hace una sugerencia parece desvanecerse en el aire al cabo de un momento. “Eso ya lo hemos intentado. Nunca vamos a ponerlo en marcha. ¿Te parece que eso es creativo? No tenemos los recursos para eso”. Al final el equipo se dispersa con las manos vacías. O incluso peor, todos los participantes se marchan frustrados. Hemos consumido tiempo, no hemos hecho nada creativo y no hay resultados.

¿Te suena conocido? Entonces la siguiente sección puede ser la solución que necesitas. Te mostramos reglas, consejos y guías para sacarle el mayor partido a una sesión de brainstorming, y también te descubrimos los errores que hay que evitar.

 

¿Cuándo tiene sentido practicar el brainstorming?

El mejor momento para aplicar este método para la creación de ideas es cuando te enfrentas a una tarea para la cual todos piensan: “No se me ocurre nada”. Utiliza el brainstorming para los retos a los que los participantes no se enfrentan en el día a día.

Por ejemplo: Una empresa está perdiendo ventas y márgenes de negocio y quiere saber a qué nuevos públicos objetivo se puede dirigir con sus productos.

 

Cómo tener éxito con el brainstorming

Moderador: Toda sesión de brainstorming necesita uno. Su tarea consiste en motivar, estimular, concentrar y estructurar. Es muy importante que ocupe una posición neutra, porque promover ideas en las que uno tiene un interés personal daña el proceso y el resultado. Por esta razón el moderador no debería ser el jefe.

Las siguientes tareas son responsabilidad del moderador:

  • Preparar la sesión de brainstorming. Todos deben tener clara la pregunta y el objetivo
  • Establecer la agenda. Comunicar el proceso, la duración y la hora de comienzo
  • Escribir las reglas y aportarlas a la sesión
  • Asegurarse de que se aplican las reglas, separando claramente la ideación y la evaluación
  • Proporcionar análisis y moderar y estructurar la fase de evaluación
  • Documentar los resultados y distribuirlos a todos los participantes

Duración: Hay que limitar el tiempo que dura la sesión e informar de ello por adelantado. De esta forma los participantes se concentrarán más. Lo sensato es utilizar entre cinco y 30 minutos. Si todo va yendo bien, puedes añadirle unos minutos. Tras la ideación, la evaluación debe llevar otra media hora. Una sesión de brainstorming no debe durar más de una hora en total.

 

La pregunta es importante

Hay que formular una pregunta o tarea clara, sin ambigüedades. Sin este requisito no se llega nunca a buenos resultados. Los participantes no deben perder de vista esa pregunta en ningún momento de la reunión, así que mejor escribirla en letras grandes en la pizarra.

 

Tu sesión de brainstorming tiene que pasar por las siguientes cuatro fases

Encontrar ideas

Cada participante dispone de una hoja de papel y bolígrafo para escribir las ideas que se le ocurran si no puede decirlas en el momento porque otros estén hablando.

Registrar ideas

Todas las ideas se anotan en tarjetas y son mostradas por el moderador.

Evaluar ideas

Todas las ideas que sean imposibles de poner en marcha se descartan inmediatamente. Lo que queda es una lista de ideas prometedoras.

Desarrollar ideas

Incluso la mejor idea es inútil si nadie la sigue. Durante la evaluación hay que identificar qué ideas van a seguir desarrollándose. Se asignan responsabilidades y se establece por escrito que pasos hay que dar para poner en marcha las ideas.

Cuatro reglas básicas del brainstorming tradicional

Éste es quizá el aspecto más importante de esta técnica creativa: Las sesiones de brainstorming requieren reglas claras y siguen siempre el mismo flujo de trabajo. Es más fácil para todos el crear ideas nuevas si estas reglas están a la vista de todos en la pizarra al inicio de la reunión.

  • La crítica está prohibida

No juzgues las ideas, por muy absurdas que puedan parecer. Da siempre la oportunidad a cualquiera del grupo para que participe y evita utilizar frases como “eso no funciona”, porque inhiben la creatividad.

  • Cantidad es mejor que calidad

Anima a todo el equipo a no contenerse en la fase de generación de ideas. A todo el mundo le gusta destacar, pero aún no estáis en la fase de evaluación. Deja que se explayen, porque tener mucho material va a ser luego muy útil.

  • No existe «mi idea»

Está recomendado robar ideas. No se puede decir “eso lo he dicho yo antes”. Las ideas se toman y se desarrollan. Esto no le resulta fácil a todo el mundo, pero es necesario para conseguir buenos resultados.

  • Di siempre lo que estés pensando, sea lo que sea

Las sesiones de brainstorming son reuniones diferentes de las convencionales. No pasa nada si todo parece un lío. Un comentario que parezca absurdo a primera vista puede conducir a otro participante del grupo a lanzar la idea.

más información

Cinco errores que hay que evitar

  1. No involucres al equipo en un brainstorming si la decisión está ya tomada.
  2. No empieces la sesión sin haber escrito una pregunta específica. Cada sesión de brainstorming necesita una estructura clara.
  3. No des por terminada la fase de ideación prematuramente. Hay que resistir los momentos de silencio, y pedir cuantas más ideas mejor.
  4. Como moderador, sujeta las riendas con firmeza. Si los participantes no se atienen a las reglas, nunca obtendrás resultados.
  5. No pongas bajo presión a los participantes que estén en silencio. No les vas a motivar en lo más mínimo.

¿Qué pasa si el brainstorming no ayuda?

Has planteado una pregunta precisa, los participantes están motivados, pero no están obteniendo ningún resultado. Eso no necesariamente implica que hayas cometido algún error en la preparación, en la puesta en marcha o la evaluación de tu sesión. Puede haber otras razones.

  • La empresa es tan jerárquica que nadie quiere pasar vergüenza delante del jefe con una idea supuestamente tonta.
  • Los participantes son introvertidos y no se atreven a hablar.
  • Puede que alguien que esté esperando a presentar su idea a que otro acabe de hablar, se lo piense y acabe callando.

Esto no significa que tengas que abandonar esta técnica para encontrar soluciones creativas. Utiliza un método relacionado.

Brainwriting

En el brainwriting, las ideas no se presentan al grupo verbalmente. Todos dejan volar su creatividad y escriben lo que se les ocurre. La evaluación de las ideas se hace de forma anónima. Las ideas en la pizarra se priorizan mediante puntos adhesivos de colores. Así resulta más fácil para los participantes más introvertidos a los que no les gusta hablar en público. Las jerarquías pierden su importancia, nadie se siente intimidado y nadie sufre la influencia de la opinión del grupo.

El método 6-5-3

Esta forma de trabajo en grupo es incluso más clara: Seis participantes desarrollan tres soluciones, cada una en cinco minutos. Todos disponen de una hoja con tres columnas y seis filas. En las tres columnas superiores cada participante anota sus tres ideas. Tienen cinco minutos para hacerlo. Una vez hecho las hojas se pasan al siguiente participante, que entonces desarrolla las ideas que han sido escritas. De esta forma todo el mundo trabaja conjuntamente en la solución.

Brainswarming

En esta técnica creativa las ideas se escriben individualmente en un post-it, y luego se pegan en la pizarra o en una pared. A continuación los participantes ordenan las ideas, participando todos. No se requiere un moderador. El proceso de generación de ideas dura varios días y pueden participar varios grupos de personas.

Brainstorming y mind-mapping

Aunque con frecuencia se confunden uno con otro, el brainstorming y la representación visual de ideas (mind-mapping) tienen diferencias considerables. Mind-mapping es una forma rápida y eficiente de presentar ideas en mapas mentales. Requiere una hoja de papel grande (A3) y lápices de colores. La ventaja sobre el texto lineal es que la representación beneficia al cerebro. El Mind-mapping se utiliza a veces para avanzar en los resultados obtenidos en sesiones de brainstorming. El resultado mental, el mapa mental, es una representación gráfica de los pensamientos y sus conexiones.

Buena suerte

Sea cual sea el método que elijas para conseguir tus objetivos, cuenta con el equipo para decidir cuántas ideas hay que crear. Esto proporcionará motivación y evitará frustraciones en el uso de estas técnicas creativas.

El #brainstorming es una buena técnica para el desarrollo de ideas, pero hay que ajustarse a ciertas reglas. #jobwizards http://bit.ly/2FoXSgL

CLIC PARA TUITEAR
Futuro & Formación