De local a internacional vía digital

No hay excusas para no triunfar en la escena internacional. La digitalización está abriendo posibilidades a través de las fronteras y la oportunidad de que las PYMEs exploten nuevos mercados en el exterior.

Una forma de aumentar los ingresos de una empresa es ampliar la actividad de las áreas de negocio. Si las ventas han tocado techo, es momento de pensarse si es posible ir, literalmente, más allá del límite, y explorar nuevos territorios mediante la internacionalización. Las PYMEs que quieran emprender este viaje tienen diferentes formas de hacerlo. Internet hace que traspasar las fronteras de la actividad comercial sea más fácil que en ningún otro momento económico.

El hazlo-tú-mismo, el networking o buscar ayuda: Cómo las PYMEs consiguen internacionalizarse #jobwizards http://bit.ly/2scA08P

CLIC PARA TUITEAR

Prepararse lo es todo

Antes de dar los primeros pasos en la internacionalización debes hacerte, y responderte, algunas preguntas importantes.

Una pregunta que a menudo se infravalora es “¿por qué?”. ¿Por qué pensar en internacionalizar el negocio? ¿Qué quieres conseguir exactamente? ¿Puede la internacionalización contribuir al crecimiento? ¿Cómo responderás a una ralentización o un problema durante el proceso de internacionalización? Sin embargo, en esta fase lo más importante es invertir el tiempo necesario para trabajar en este proceso.

Un aspecto esencial que ha de tener en cuenta tu estrategia es elegir el momento adecuado. Si eres la primera empresa, los clientes te advertirán y no tendrás competencia. Por el contrario, si eres la segunda o la tercera, tendrás la oportunidad de aprender de las experiencias de los demás.

Internacionalización es una palabra rimbombante que puede significar de todo. Así pues es crucial decidir en qué país quieres empezar. Tener presencia gradual de un país a otro colindante es una estrategia adecuada, que han seguido con éxito muchas empresas.

Traspasar fronteras con un clic

En cierto sentido, el camino más simple y barato que una PYME puede tomar para establecer su negocio internacionalmente está en su ordenador. Aquellos que se decidan a buscar nuevos clientes pueden utilizar una amplia gama de herramientas de marketing gratuitas. Por ejemplo puede utilizarse Google Analytics para estudiar el tráfico que visita el sitio web. Con Hootsuite, se dispone de una navaja suiza para todo lo que tenga que ver con redes sociales y se puede utilizar la herramienta de Facebook Lookalike Audience para evaluar datos de clientes existentes. Facebook busca a partir de ahí clientes potenciales que guarden similitudes con los actuales con el fin de dirigir publicidad a ese grupo. Esta herramienta no requiere restringir la campaña a un país determinado. En inglés, por ejemplo, se puede dirigir una campaña a toda la Unión Europea. Más tarde, cuando se tengan los resultados, se puede dirigir una segunda ronda de anuncios a los países que se hayan comportado mejor.

Las PYMEs que exportan consiguen el 65% de sus ingresos por esa vía.

Crear una red de empresas

No hay ningún motivo para temer a la barrera del idioma en una expansión internacional. La mejora de las traducciones online, automáticas o profesionales te ayudarán a alcanzar tu meta más rápidamente. Hay que considerar qué acuerdos de negocio y cooperación tienen sentido desde una perspectiva internacional. Redes de negocio, como Xing, LinkedIn o exploreb2b, son herramientas digitales valiosas y proporcionan la oportunidad de transformar el contacto con los clientes.

En Finlandia han probado un tipo completamente diferente de networking. Las empresas han encontrado una forma de buscar socios con los que cooperar: Slush, una start-up y evento que reúne una vez al año a start-ups, inversores, emprendedores y periodistas, con la intención de encontrar socios para la cooperación. Así, empresas que aún no han dado los primeros pasos en la internacionalización tienen la oportunidad de conocer a start-ups que han conseguido precisamente eso.

También ofrece la oportunidad de que las empresas busquen personal que establezca o expanda las actividades internacionales de su propio negocio.

Cómo puede ayudar el estado

Si echamos un vistazo a lo que ocurre en Dinamarca, encontraremos que las empresas tienen éxito en aquellas cosas en las que el gobierno apoya la digitalización. La ralentización del crecimiento –que no se restringe únicamente a Dinamarca, sino que es una barrera estructural en todos los países industrializados– y la reducción de la inversión tuvieron el efecto de perder oportunidades de exportación. Como respuesta se creó un plan gubernamental de digitalización.

La “Estrategia Digital 2016-2024” tiene como objetivo mejorar la ya estrecha cooperación entre la población y el sector público. Esta estrategia incluye la creación de servicios eficientes y de opciones de financiación para las empresas. Se puso también en marcha “MADE Digital”, una plataforma para el desarrollo de una iniciativa nacional específica para ayudar a las PYMEs en los retos de la digitalización. Se ofrece ayuda a estas empresas para que puedan dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿Qué áreas de mi empresa se beneficiarían más de la digitalización con el fin de conseguir la internacionalización? ¿Debería buscar nuevos empleados con experiencia en el sector para la digitalización de mi empresa o sería mejor buscar especialistas que hayan trabajado en empresas de software?

Equipo & Transformación