Autogestión: Cómo compatibilizarla con la conciliación laboral

Ya no existe equilibrio entre la vida profesional y la personal, se ha sucumbido a las complejas demandas de hoy en día. Las nuevas responsabilidades profesionales y personales están forzando a los trabajadores a ejercer una mayor autogesión. Hay cinco áreas clave para conseguir una integración de la vida laboral y la personal.

El tiempo es un recurso escaso, y no sólo en la gestión empresarial. Una vida privada completa requiere también tiempo y atención. Uno de los mayores retos de los ejecutivos de hoy es conciliar la vida laboral con la personal. Ambas zonas están mezclándose cada vez más debido a la disponibilidad permanente asociada a la digitalización, que hace imposible la separación estricta. Tanto empleados como empleadores buscan nuevas soluciones para contrarrestar las crecientes demandas del trabajo.

La solución al problema: Autogestión para integrar con éxito el trabajo y la vida personal

Para resolver este problema hay que acudir al concepto de autogestión y la idea de integración de vida personal y laboral. La autogestión implica ejercer el liderazgo sobre uno mismo con la intención de reforzar la propia personalidad utilizando para ello una gestión inteligente de ti mismo. Lo más importante para alcanzar una buena autogestión en el trabajo diario es conseguir tanta autoorganización, autonomía y autoorientación como sea posible. La conciliación laboral implica conseguir una integración flexible y dinámica entre diferentes áreas de la vida y el trabajo. La propia idea de conciliación asume que es posible el equilibrio armónico entre ambas áreas. Sin embargo, en el entorno de trabajo de hoy se hace muy patente que es difícil, si no imposible, conseguir un verdadero equilibrio entre trabajo y vida privada.

El gráfico muestra a los países europeos de acuerdo a los resultados de equilibrio entre trabajo y vida privada

Adiós al equilibrio entre trabajo y vida privada. La idea de un equilibrio precario entre trabajo y vida privada está siendo desplazada por un nuevo concepto, la integración entre trabajo y vida privada. Esta posibilidad requiere más autogestión mientras se hacen malabarismos con las diferentes áreas de la vida moderna, destacando cinco áreas que necesitan atención.

Gestión del tiempo: Equilibrio entre trabajo y vida privada, una idea cada vez más frustrante

Los gestores de las PYMEs se enfrentan hoy a muchos desafíos y roles profesionales y privados, y eso hace que la gestión del tiempo se convierta en un tema recurrente en el trabajo diario. Nuestros trabajos generalmente son muy exigentes en tiempo y rendimiento, y nos someten a listas de tareas y presión interminables. La mayoría de las personas necesitan el poco tiempo libre de que disponen para recuperarse del estrés del trabajo, y esto no siempre se entiende en casa. Esta situación no puede resolverse sólo mediante la gestión del tiempo y, a largo plazo, acaba produciendo frustración.

Integración de la vida laboral y privada: Cinco áreas para una buena autoorganización

El nuevo concepto de integración de la vida profesional y privada es mucho más flexible. Esta integración implica el intercambio e interacción activos entre diferentes áreas del trabajo y la vida personal. Las siguientes áreas, que se solapan unas con otras, ilustran algunos de los aspectos a los que los responsables deben prestar mucha atención si quieren tener éxito en dicha integración.

Área 1: Negocio / Trabajo / Carrera

Se trata de gestionar el negocio y ocuparse de la propia carrera. Sin embargo, es importante ser consciente de las responsabilidades que tienes como ejecutivo y del estrés que acarrean, y reducir esa carga tú mismo antes de que afecten a tu salud y bienestar mental. La gestión del tiempo, planificación y flujos de trabajo pertenecen a este área. Encontrarás consejos, métodos de trabajo eficiente y un montón de sugerencias útiles en nuestro artículo titulado “Work Clean: Trabajar como un top chef”.

Área 2: Casa / Pareja / Familia

Ya seas un ejecutivo o un individuo, hoy en día casi todo el mundo está disponible en todos sitios, en cualquier momento, así que es prácticamente imposible separar adecuadamente la vida profesional de la privada. Se solapan continuamente: Comprobamos el correo por la tarde e incluso lo respondemos, y después miramos información interesante online. Para autogestionarse inteligentemente es importante asegurarse de que los beneficios de esta nueva flexibilidad no caen sólo del lado de la vida profesional, sino que la vida privada y otras áreas también se benefician.

Área 3: Networking / Conectar con la comunidad

Tanto en las redes sociales, como en el propio sector o trabajando en asociaciones, el ejecutivo de hoy tiene que estar bien conectado y ser parte de una comunidad. Es uno de los retos a los que se enfrentan. Se necesita disponer de los conocimientos más recientes, intercambiar experiencias e inspirarse mutuamente para mantenerse al día. Un aspecto de esto es una nueva tendencia corporativa: “Microaprendizaje: Es hora de un bocado de conocimiento digital”. Es importante recordar, como parte de la propia gestión del tiempo, que estas actividades también requieren tiempo, espacio y energía. Pero el tiempo que emplees vale la pena: Incluso los contactos indirectos que hagas en las redes pueden conducir a interesantes nuevas ofertas y trabajos. Las redes pueden ofrecer también apoyo y una fuente interesante de nuevas ideas y modos de actuar.

Área 4: Salud / Bienestar físico

La digitalización está ejerciendo una influencia creciente en nuestra salud y bienestar físico. La clave está en dormir lo suficiente (seis horas es el mínimo). ¿Con cuánta frecuencia bostezas? Si lo haces con mucha frecuencia puede ser un indicador de carencia de sueño. También hay que contar con un contrapeso relajante al trabajo: una afición, ejercicio o deporte, especialmente durante las fases de más estrés en los proyectos. Hay varias aplicaciones que pueden ayudarte a ser más consciente de la necesidad de ese cuidado de la salud, pero en lo que respecta a la autogestión, se trata en realidad de convertirse en el gestor de la propia salud y no dejarle esa responsabilidad a la pareja o la familia.

Área 5: Desarrollo personal / Bienestar mental

El bienestar mental, el estado de ánimo en el trabajo, el éxito y la eficiencia están todos interconectados, y cada vez son más tenidos en cuenta en una era de wearables innovadores e inteligencia artificial. Se están creando productos que te dotan de un “barómetro del estado de ánimo en tu muñeca”, que pueden, por ejemplo, medir tus niveles de estrés durante las reuniones. Como ejecutivo, especialmente si no trabajas en un equipo, sino que controlas tú mismo la empresa, es especialmente importante ocuparse del propio bienestar mental. Tanto como evitar el estrés y trabajar demasiado, hay que evitar también lo opuesto: asegurarse de que la rutina de las responsabilidades de gestión no te empantane, sino que hay que asegurarse de darse a uno mismo el tiempo y la atención para seguir desarrollándose personalmente, profesionalmente y como ser humano. El asesoramiento y formación para gestores, en temas tales como la realimentación y la autogestión, pueden proporcionar un empujón y servir para dar un paso adelante hacia una integración con éxito de la vida laboral y personal.

El equilibrio entre vida profesional y personal es cosa del ayer. Hoy recurrimos a la autogestión para integrar con éxito la vida profesional y personal. #jobwizards http://bit.ly/2PhNWZR

CLIC PARA TUITEAR

Una pregunta interesante: ¿Cuánto tiempo le dedico a cada una de las áreas?

Para terminar, hazte las siguientes preguntas para tomar contacto con la integración de la vida profesional y la personal:

  • ¿Cuánto tiempo le dedico a cada una de las áreas?
  • ¿Cuán satisfecho estoy con cada una de ellas?
  • ¿Cuán autónomo me siento en cada una de las áreas?
  • ¿Qué metas quiero ponerme en cada área?
  • ¿Cómo y con qué frecuencia voy a evaluar mis avances?
Futuro & Formación