Agricultura digital: Cómo utilizan los floricultores neerlandeses la agricultura de precisión

Si le preguntas a alguien qué es lo que conoce de los Países Bajos lo más seguro es que, aparte de los zuecos, te hable de los tulipanes. No es ninguna tontería, porque el cultivo de flor ornamental ocupa el tercer lugar en los productos que exportan. Para tener éxito en sus cultivos a la vez que se mantienen sostenibles el sector ha tenido que innovar de forma permanente. Por eso la digitalización y la experimentación extensiva con la agricultura de precisión. Disponen de drones que vuelan por los invernaderos para detectar enfermedades de las plantas y buscan malas hierbas entre los campos de lirios y tulipanes.

Los pequeños tienen que ser inteligentes. El suelo agrícola en los Países Bajos es muy limitado. Para poder obtener de él el mayor rendimiento, los agricultores neerlandeses han tenido que ser innovadores. La poca disponibilidad de suelo cultivable ha hecho de los Países Bajos un líder en varias disciplinas, como el cultivo de flor y hortalizas en invernaderos. El país ve una nueva oportunidad en la agricultura digital.

Dos cosechas con cultivos multinivel

Las innovaciones digitales en el sector de la flores de bulbo ha sido repetidamente una fuente de desarrollo en la agricultura y la horticultura. Un ejemplo es el cultivo de tulipanes en varios niveles. Se trata de cultivar en invernadero con las plantas asentadas verticalmente, para incrementar la producción sin necesidad de ampliar la superficie de invernadero. Los números son sencillos: Doblas la cosecha al cultivar a dos niveles.

Agricultura inteligente

En este tipo de agricultura inteligente existe un sistema automático de transporte que mueve los tulipanes y otras plantes de un nivel al otro. Los tulipanes crecen parcialmente en la oscuridad, parcialmente con iluminación LED y parcialmente a la luz del sol. Utilizando la iluminación más adecuada en cada nivel se obtiene la mejor calidad de tulipanes con costes de energía reducidos, y por tanto se optimiza el valor económico.

Plantas más sanas con la agricultura de precisión

Las enfermedades y las plagas son las causas más comunes de pérdida de plantas, tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Los agricultores lo hacen lo mejor que pueden para proteger la salud de sus plantas. Aquellos que cultivan en invernaderos comprueban diariamente las plantas en busca de enfermedades, lo cual supone una tarea costosa.

Pero un dron puede ver mucho más y detectar mucho más de lo que puede una persona que recorra el invernadero a pie. Un grupo de estudiantes de ingeniería aeronáutica está investigando el valor añadido de drones que detecten problemas en las plantas de los invernaderos. Inicialmente desarrollaron un dron que pudiera volar a través de los invernaderos. Normalmente los drones utilizan posicionamiento GPS, pero esto no es aplicable en el caso de los invernaderos. Han tenido que desarrollar un software especial para este caso, de forma que el dron se pueda posicionar mientras navega por los invernaderos.

Beneficios de la digitalización: Reconocimiento de enfermedades con drones

Los estudiantes se las arreglaron para utilizar drones que tomaban imágenes que permitían descubrir puntos anómalos en un invernadero de orquídeas. Sólo con esta información el agricultor se ahorra mucho tiempo en eliminar plantas enfermas. En el siguiente paso van a escribir software que analiza las fotos y detecta enfermedades automáticamente, lo cual será un gran paso adelante.

más información

El número de drones en la agricultura neerlandesa

Digital agriculture with drones

Número de agricultores que utilizan drones

  • 2018: 1.8%
  • 2019: 4.7% (más del doble)

Número de agricultores que se declaran interesados en el uso de drones

  • 2018: 13.4%
  • 2019: 19.2%

Tamaño de las explotaciones

  • 12.3% de grandes explotaciones (> 100 ha) usan drones.
  • 1.8% de pequeñas explotaciones (10–20 ha) usan drones.
  • 31.2% de grandes explotaciones (> 100 ha) están interesadas en el uso de drones.
  • 11.7% de pequeñas explotaciones (10–20 ha) están interesadas en el uso de drones.

Fuente: https://www.agridirect.nl/persberichten/drones-in-akkerbouw-verdubbeld/

Una mayor sostenibilidad con la agricultura de precisión

El cultivo de plantas ornamentales no es precisamente el sector más sostenible de la agricultura. A pesar de que el uso de plaguicidas ha disminuido desde los 90 en el sector del cultivo de bulbos, los agricultores neerlandeses son conscientes de mejorar su sostenibilidad y reducir su dependencia del uso de estos productos. Los desarrollos tecnológicos como la agricultura de precisión, el Big Data y la agricultura inteligente son fuentes de soluciones potenciales.

Tratamiento de malas hierbas de precisión

Gracias a la agricultura digital es fácil descubrir malas hierbas entre los lirios utilizando las imágenes que proporcionan los drones. La Correhuela es una mala hierba trepadora que se puede manejar muy bien con productos químicos cuando aparece sobre los lirios. Si el productor tiene drones que sobrevuelen la plantación, estos reciben un montón de datos que sirven para detectar su presencia. Esta información se convierte en un mapa de trabajo y otras máquinas pueden ocuparse de actuar contra la mala hierba. Así se consigue aplicar el herbicida sólo en puntos concretos, donde es absolutamente necesario, y utilizar así menos productos químicos.

Las técnicas de precisión no son una solución universalmente aceptada, y no todos los productores están convencidos de que sea rentable. El National Proeftuin Precisielandbouw (NPPL) (Campo Experimental Nacional de Agricultora de Precisión) ha lanzado un experimento para promover la aceptación de la agricultura de precisión. Expertos de la Universidad de Wageningen apoyan a los productores para el uso de varios métodos, como control localizado de plagas o fertilización de precisión. El objetivo es conseguir mejores cosechas y un menor impacto ambiental.

Digital agriculture in the Netherlands
Digital agriculture with drones in the Netherlands

Un ahorro de agua de entre el 10 y el 20%

El proyecto dio comienzo en 2018 con seis productores. En 2019 se unieron diez productores más, incluyendo productores de bulbos. Uno de los participantes, Huetink Bloembollen, produce cebollas y fresas además de lirios. Son plantas que requieren mucha agua. Las explotaciones tienen formas irregulares, a menudo con áreas delimitadas por zonas asfaltadas, lo cual hace más difícil regar de forma eficiente. Con objeto de ahorrar agua, Huetink está probando métodos digitales de riego controlado, dentro del proyecto NPPL.

Para regar bulbos en el momento adecuado, en el lugar adecuado y con la cantidad de agua precisa se está probando un sistema digital en el que las líneas de riego disponen de tecnología. Así el productor puede controlar, calcular y coordinar el suministro de agua. Los primeros resultados han sido prometedores. Es posible realizar el riego dentro de los límites de la explotación, y las máquinas de riego pueden regar evitando obstáculos como edificios. Con este método el productor espera ahorrar entre un 10 y un 20% del agua.

Agricultura digital: Sensores en el suelo

Pero la investigación para un ahorro del consumo de agua aún no ha terminado. Utilizando sensores de humedad en el suelo puede disponerse de información muy precisa del grado de humedad presente a diferentes profundidades. En el futuro se pretende crear tareas digitales utilizando esos datos para realizar una irrigación de precisión. Pretenden incluso ir un paso más allá: Conectar los sensores de humedad a un sistema de riego automático, para optimizar aún más el trabajo. Con este ahorro de agua pueden plantearse el escenario de una sequía prolongada que podría ser catastrófica para sus cosechas.

Los pequeños tienen que ser inteligentes. La falta de suelo cultivable ha hecho de los Países Bajos un líder en técnicas como el cultivo en invernadero y la floricultura. Descubre cómo los productores neerlandeses utilizan la #agriculturadeprecisión para cultivar flores #jobwizards https://bit.ly/3dYjmjR

CLIC PARA TUITEAR

El futuro de la agricultura de precisión

Otra iniciativa que está contribuyendo a la digitalización de la agricultura es un proyecto famoso en Países Bajos: “Bollenrevolutie 4.0” (Revolución de los Bulbos 4.0), que se lanzó a primeros de 2019. Varios emprendedores del sector del cultivo de bulbos trabajan con la Universidad de Wageningen in campos experimentales para desarrollar métodos de cultivo de bulbos utilizando técnicas como la agricultura de precisión, la agricultura inteligente la inteligencia artificial y el big data.

Con estos dos proyectos, el NPPL y Bollenrevolutie, los Países Bajos está acumulando mucha experiencia con la agricultura de precisión y la agricultura inteligente. La digitalización ha hecho posible la utilización de GPS en tractores, los sensores en el suelo o los drones sobrevolando los campos de cultivo. Ahora el reto consiste en obtener la mayor de las precisiones en los sistemas automáticos, para que los datos se pueden utilizar en la reducción de costes. Además, estos sistemas tienen que hacerse más amistosos con el usuario para que sean de fácil uso por los productores. Así se conseguirá que la tecnología valga la pena para el medio ambiente, la agricultura y sus bolsillos.

De momento, no nos olvidemos que, además se ser útiles para la detección de malas hierbas y enfermedades, los drones nos proporcionan también fantásticas imágenes de los campos de tulipanes neerlandeses.

Trabajo & Espacio